Viaje a Tenerife (I)



Holaaaa!!

Bueeeeno, valeee... ha pasado mucho desde el último post, pero también es verdad que han estado las vacaciones de Semana Santa de por medio, eh?? Y hemos sacado tantas fotos, pues que da pereza seleccionarlas y demás... así que iremos poquito a poco (poquiiiitoooo).

Pues eso, que fuimos a Tenerife Norte del 10 al 17. Nos lo hemos pasado muy bien, a pesar de las escalas del avión. Una y no más, Santo Tomás!! Hemos estado en casa de Oliver y Leti como reyes, qué decir. A cambio, su hija Alaia ha recibido una somanta de manotazos en la cabeza de nuestro pequeño vástago, qué delicia. Menos mal que Alaia espabiló y sacó su pequeña fierecilla que tenía rescondía por ahí...

Hoy hablaré sobre el viaje y la llegada más que nada... Y lo dicho, el viaje muy cansado, aunque era de mañana y no nos cansamos tanto. Salíamos de aquí a las 08:55 y llegábamos a Valencia a las 10:00. Practicamente tomar un cola cao y marchar a la puerta de embarque de nuevo, porque a las 11:05 salía para Tenerife, que llegaba a las 13:05 hora local, es decir, tardamos 3 horas. No se nos hizo muy pesado porque era por la mañana, ibamos desayunaditos y con ganas de marchar de vacaciones. El nene también echó una cabezadita.























Bueno, vale, Mickey también nos acompañó... una sorpresita que le dí al nene para que no se le hiciese pesado el viaje.





Cuando por fin llegamos a Tenerife, recogimos las maletas y fuimos a la salida, nos encontramos un sorpresón!!! Estaban Oliver, Leti y Alaia esperándonos con pancartas y todo!!! Qué lujazo!!! Alaia para comérsela, por supuesto!!























Al ratito de llegar a casa, en seguida se pusieron a jugar los dos en la habitación de alaia, que para Iñigo fue como encontrar un filón de oro, toda una habitación de juguetes nuevos para él!!! Lo que pasa es que al pasar los días, los hizo demasiado "suyos" y no se los dejaba ni a su propietaria...











Por la tarde fuimos a dar una vuelta a la playa de Las Teresitas, y había un barco de madera para que jugasen los niños, así que allí les pusimos un ratito a jugar, pero en seguida nos fuimos, que de la ventolera que hacía empezaban a parecerse más a una bolsa de croquetas que a otra cosa...




Y poco más, para el primer día y después de un palizón de viaje, está muy bien, no?




Lo que hace el cansancio...

Pues ala, a jugar a pala. Mañana más y mejor.

1 comentarios:

Lorea Ibarrondo dijo...

QUee guapetón está Iñigin!!
Eider..acabo de leer tu comentario en mi blog...ayyy..todavía no me entero muy bien..me cuesto un poco acostumbrarme al blog.
Musutsuussss!!!!

Copyright 2009 El blog de Iñaki y Eider. All rights reserved.
Free WPThemes presented by Leather luggage, Las Vegas Travel coded by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy