Cita con Kakahueto aplazada


Hola que tal...


Pues nada, por fin me llamaron el lunes de la consulta de la Tetris. Resulta que está enferma y tuvimos que anular la cita de ayer. Me dijeron que llamase hoy a ver, pero me daban cita para dentro de ni se sabe, porque lo que tampoco se sabe es cuándo va a volver, así que me han remitido a otros dos colegas suyos, de su equipo médico o no se qué gaitas, porque me tienen que hacer las pruebas con urgencia. No es que ocurra nada, pero las del pliegue nucal y demás hay que hacerlas ya, por si hubiese alguna anomalía.


El caso es que Pilar, la madre de Iñaki (no le gusta que le llame suegra), me ha recomendado uno que también está en el IMQ y debe ser muy bueno, y como total a mí me da lo mismo ir a uno u otro, porque no conozco a nadie, pues he llamado a ese, que además es colega suyo (Pilar es dermatóloga) y debe ser un tío majete.


Así que, en resumidas cuentas, el jueves veremos a Kakahueto por segunda vez, más crecidillo (sobre todo el bolón) y os daré noticias fresquitas para el viernes, que ganas no nos faltan. La verdad es que queremos mucho a nuestro pequeño crustáceo.


De momento, os dejo otra intro de Kaz:



Semana 11

¿Qué ocurre? Las náuseas deberían empezar a calmarse a partir de ahora. ¡Hurra!
(Nos ha jodido, a mi con pastillas sí)
Agentes externos, como las medicinas, pueden haber dañado el feto mientras se formaba; el peligro existe todavía después de la semana 10, pero ya no es tan alto (esto no quiere decir que puedas seguir dándole al vodka). La placenta continúa aumentando de tamaño al ritmo que crecen las necesidades del feto. El corazón está completamente formado y bombea sangre. Las estructuras de la oreja y el oído están casi acabadas y preparadas para ultimar su desarrollo. El feto tiene ya un aspecto parecido a un pequeño ser humano, con una gran cabeza, extremidades cortas y poca ropa (de hecho, en este momento la cabeza es casi la mitad de todo el feto). Pesa unos 10 gramos.

La guía indispensable para madres primerizas, de Kaz Cooke.


Bueno, pues con esto y un bizcocho... la rima que queráis.


Mientras tanto, os dejo una foto de lo que serán los padres de Kakahueto: Peggy y la rana Gustavo. Agur!!!




2 comentarios:

Macareno dijo...

Llevaba unas semanas oyéndolo en los foros especializados...tenía que entrar y conocerlo por mí mismo. No podía ser verdad que un blog tuviera tantísima calidad en sus contenidos y pudiera llegar a colmar todas las necesidades de los internautas...Voy a dejar el trabajo para seguirlo online, necesito más...

Iñaki y Eider dijo...

Haces bien, Don Gato. Es lo mejor que puedes hacer, déjate de blogs snob y únete al redil. Somos adictivos, todo el mundo desea visitarnos y colapsamos la red, merece la pena.

Copyright 2009 El blog de Iñaki y Eider. All rights reserved.
Free WPThemes presented by Leather luggage, Las Vegas Travel coded by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy